Saltar al contenido

Viaje a Malasia

Viajar a Malasia con niños pequeños

Viaje a Malasia
5 (100%) 20 votes

Hola viajeros en familia y viajeros en general, empezamos nuestra aportación al mundo de los viajes hablando de nuestra primera gran decisión de viajar con niños, ósea, nuestro primer viaje a Asia en familia y concretamente Malasia, maravilloso país situado en el sureste asiático, justo entre Indonesia y Tailandia y al sur del otro de los países que también nos ha encantados que es Filipinas.

Antes que nada, para organizar tan grande viaje, nos hicimos con una completa y detallada guía de Lonely Planet:

viajar con niños a Malasia, Malasia, Kuala Lumpur, Melaka, niños

Realizamos este viajes cuando nuestra niña tan sólo tenia 1 año y 2 meses así que ya desde pequeña y viajando al continente asiático.

Nuestra ruta por Malasia de 25 días fue la siguiente:

 

Kuala Lumpur

Melaka

Penang Island

Pulau Kecil

Pulau Besar

¿Que ver en Malasia en 25 días?

¿a dónde  vamos? fue la primera pregunta que nos atormentó durante días…hasta que conseguimos hacer nuestra ruta por Malasia.

mapa de Malasia, Borneo, Viajar, niños, malasia, Kuala Lumpur, Perhentian, mapa
Mapa de Malasia

En nuestra visita a este país, Malasia, que duró unos 25 días, visitamos Kuala Lumpur, Melaka, Penang Island y las islas Perhentian (Pulau Kecil y Pulau Besar). Lo que teníamos claro era que queríamos viajar a Malasia por libre, nuestro primer viaje al sudeste asiatico tenía que ser este país.

Visitamos Malasia entre Mayo y Junio, ya que esa era una época muy buena para contemplar el país en todo su esplendor sin gastar mucho, es temporada baja ya que se corre riesgo de lluvias en casi todo el país, pero tampoco representa un problema ya que las lluvias caen en chaparrón durante un corto espacio de tiempo y poco después se puede seguir disfrutando de todas sus maravillas.

Además en la zona de playa que nosotros queríamos visitar, las Islas Perhentian, era temporada seca, justo lo opuesto que en el resto del país. Dejamos la parte del Borneo de Malasia ya que al tener muchos parques naturales y con la niña todavía muy pequeña era mas peligroso en cuanto a enfermedades concierne.

Así que nos centramos en visitar los mejores paisajes de Malasia y en disfrutar de las mejores playas de Malasia.

Malasia es seguro para viajar

Antes que nada queremos dejar constancia que según nuestro punto de vista y nuestra experiencia vivida, Malasia nos ha parecido un país altamente seguro, tanto en la capital, Kuala Lumpur, como en el resto del país, a la hora de viajar con niños. En ningún momento nos hemos sentido amenazados ni hemos pasado situaciones incomodas, incluso podemos decir que todo lo contrario, en plena Kuala Lumpur y paseando por la noche y nada. Todo genial. Gente muy amable siempre.

¿Como moverse por Malasia con niños?

  • Primeros días:

Nuestro itinerario hacia Malasia empieza tomando un vuelo desde Tenerife Norte a Madrid, luego una noche en Madrid y desde el aeropuerto Adolfo Suárez (Barajas Madrid) cogemos un vuelo con Emirates (la mejor compañía con la que hemos volado hasta la fecha) que nos llevará hasta Kuala Lumpur, la preciosa capital de Malasia.

El trayecto MadridKuala Lumpur se divide en dos etapas, primero Madrid – Dubai, hacemos una pequeña escala de 2h30min y luego DubaiKuala Lumpur.

Debo decir que los aviones de esta compañía son “Pata negra”, asientos cómodos, buena comida, atención a los pasajeros en todo momento, cunita para que el bebé pueda dormir tranquilamente y mucho entretenimiento gracias a la descomunal cantidad de películas y juegos que puedes encontrar a bordo.

Esto si es viajar: Entretenido jugando en el avión

Llegamos a destino, Kuala Lumpur la capital de Malasia, por la tarde (después de unas 15 horas viajando) algo cansados tras el largo viaje, mucho jet-lag, ganas de descansar en una cama y con nuestra hija a tope de energías…jajaja…al parecer a los niños les hace el efecto contrario que a los adultos pero no pasa nada, porque Kuala Lumpur es emocionantemente espectacular y la mezcla de adrenalina con ilusión puede con el cansancio.

Una vez recogido todo nuestro equipaje y el carro de la nena (os aconsejo llevar mochila porta bebés que es más cómoda), nos dirigimos a la salida para coger un medio de transporte que nos lleve hasta la ciudad, nosotros optamos por el tren, el KLIA Ekspres, que está justo debajo del aeropuerto y te conecta a la ciudad en una media hora por tan solo 55 MYR (unos 10€).

También existe la opción del taxi pero es mucho más caro y el trayecto dura lo mismo, incluso más, ya que Kuala Lumpur está saturada por el tráfico.

Llegados a la City, el tren nos deja en la estación de trenes y desde allí compramos un ticket para un taxi (recuerden que los taxis en los aeropuertos y estaciones se pagan con antelación en una ventanilla) que nos deja justo en nuestro Hotel.

Kuala Lumpur con niños

La peke disfrutando de la cómoda cama del hotel después de tanto viajar

La magia y el olor de Asia es algo muy peculiar, el primer impacto quizás te deje dudando de si has elegido bien el destino o no, sobretodo si es la primera vez que viajas al continente asiático, pero os aseguramos que se necesitan tan sólo un par de horas para que la respuesta a esa pregunta sea positiva.

Hacemos el check-in, dejamos las maletas en la habitación y tras un breve descanso decidimos dejarnos embaucar por la ciudad que nos espera para mostrarnos todos sus encantos.

Lo primero es una pequeña toma de contacto con el entorno. Kuala Lumpur es una ciudad llena de sorpresas, lugares únicos y muchas cosas que ver, desde las Torres Petronas hasta el mercado nocturno de Jalan Petaling, donde puedes volverte loco comprando imitaciones, hacerte tatuajes (no lo aconsejo), comer buena comida o simplemente pasear para ver el ambiente.

 

Primera toma de contacto con Kuala Lumpur

Nosotros cenamos allí el primer día y debo reconocer que a pesar de parecer poco aconsejable fue una de nuestras mejores cenas, por no hablar del precio que fue de risas, algo más de 5€ para cenar los tres. Algo de sopa, carne y unas deliciosas patatas para la pequeña y acompañado de un zumo natural de mango. Todo exquisito y preparado al momento, se que muchos no se fían de la comida callejera pero os tengo que asegurar que nosotros hemos disfrutado de cada maravilla por 4 duros, de haber tenido miedo no podría tener en mi cabeza tales recuerdos y maravillosos sabores que han pasado por mi paladar.

Terminada la cena e inspeccionado un poco el lugar decidimos irnos al hotel a descansar del largo día de viaje, por cierto olvidamos mencionar que nuestro hotel, situado en pleno centro, disponía de un  precioso jacuzzi en pleno dormitorio y por tan solo 50€ la noche…una verdadera ganga…considerando que el país es barato de por sí, pero esto fue especialmente barato y nos incluía el desayuno.

A la vuelta nos quedaríamos en otro alojamiento que recomendamos fuertemente, por su precio y su calidad. Se llama “Sahabat Guesthouse“, tiene todo lo necesario y tiradisimo de precio, uno de los mejores alojamiento de Malasia donde nos hemos hospedado, puedes llegar al centro caminando, tiene wi-fi, muy limpio y el personal es muy amable.

Si quieres saber más sobre Kuala Lumpur visita nuestra post:

viajar con niños, malasia, Kuala Lumpur, Asia


Melaka con niños

Tras haber dormido como “osos en letargo” nos levantamos para ir a desayunar, un buen desayuno para ponernos en marcha y cumplir nuestro itinerario, ir a Malaka o Melacca, como mas os guste.

Desde la capital de Malasia cogemos un autobús con la compañía Delima en la estación de autobuses que nos llevaría hasta la antigua colonia holandesa que es Malaka por poco mas de 3€, duración del viaje pues una horita y media mas o menos. Estando en la estación y algo aturdidos todavía, se nos acerca un desconocido que nos pregunta a dónde vamos (como europeos que somos pensamos mal) y nos ayuda y aconseja que autobús coger, el más rápido y más barato, con esto os queremos sólo “avisar” que los malayos son así, no les importa perder algo de tiempo para ayudaros con lo que sea…gente maravillosa!!!

Después de una pequeña vuelta en autobús llegamos a Malaka, desde nuestro punto de vista es una de las ciudades más bonitas y acogedoras que hemos podido visitar.
Desde la estación de autobuses cogemos un taxi que nos lleva en pocos minutos y por poco dinero a nuestro hotel.

Nos hospedamos en el 906 Riverside Melaka, un acogedor y moderno hotelito, con wi-fi gratuito, A/A, caja fuerte, limpio y a dos pasos del centro y de la famosa Jonker Street” . En esta calle podréis encontrar de todo, pasear por las tienditas y comer en restaurantes buenísimos y cuando llega la noche disfrutar de uno de los mejores mercados nocturnos de Malasia. Cabe destacar el buen ambiente y la buenísima comida de este mercado.

Melaka es sin lugar a dudas una ciudad diferente al resto de ciudades asiáticas, en ella podrás apreciar el toque europeo (fue colonia holandesa) en su arquitectura, sus jardines y sus calles.

Gastronómicamente hablando pudimos apreciar la cocina de algunos restaurantes de encanto que recomendamos a todos los que os habéis decidido ir o tenéis pensado ir, aquí solo vamos a hablar de lo “bueno, bonito y barato”.
En el top del ranking está:
Pak Putra Tandoori & Naang, quizás el mejor pollo tandoori que hemos probado en nuestra vida!!!

 

Viajar, Malasia, Niños, Comida, Viajar, niños, malasia, Melaka, malaccca, melaca

Para visitar Melaka os recomendamos unos 4 o 5 días, ya que tiene bastante que ofrecer. En nuestro tercer día allí decidimos ir a visitar una pequeña isla abandonada que se llama “Pulau Besar” igual que la otra Besar de las Perhentian pero mas pequeña y casi desierta, tan desierta que incluso os puedo asegurar que dan un poco de miedo y miedo del bueno, de casas abandonadas, mini-cementerios y un silencio abrumador…pasamos allí tan solo una 3 o 4 horas pero fueron suficientes.

Por si la queréis visitar se puede llegar en barco por uno 20MYR por persona y allí hay un pequeño restaurante que prepara comida para algunas de las personas que trabajan allí, os podéis acercar, pagar unos 10MYR (3€) y os darán de comer tipo “Buffet”, nada especial, algo de arroz, pollo y verduras, pero todo muy sabroso.

Viajar, mundo, niños, Malasia
Besar, bonita y fantasma!

Nosotros dimos una pequeña vuelta por la islita, nos dimos un baño en la playa y con el siguiente barco volvimos a Melaka. Fue una experiencia bonita, ya que especulamos mucho sobre si había o no fantasmas en la isla debido a que solo se escuchan cantos de pájaros e insectos raros, llegados al hotel buscamos información sobre la isla y había algún que otro relato macabro sobre esta pequeña islita, cuentan historias que de noche se pueden ver fantasmas, fue todo un orgullo visitarla ya que al leer dichas historias nos sentimos unos valientes. Nuestra hija por supuesto disfrutó de lo lindo por tener una pedazo de playa tan grande y toda para ella…

Acabada nuestra etapa en Melaka, podemos decir que esta pequeña ciudad ha sido “ideal” para nuestra hija, es muy fácil de visitar. Tiene de todo, desde buenos restaurante, parques para niños, mercados y todo lo que necesites para unos cuantos días.
A continuación y sin mas preámbulos les dejamos unas cuantas imágenes de la fabulosa Melaka y pasamos a hablar de “Penang Island“:

Si quieres saber más sobre Melaka visita nuestra post:


Penang Island con niños 

Terminada nuestra etapa en Melaka, es hora de ir a otro lugar con encanto, Penang Island, que se encuentra al otro extremo del país, osea que del sur nos dirigimos al norte de Malasia. Para ello cogemos un vuelo interno con Malindo Air que nos costó alrededor de 20€ por persona. El vuelo dura no mas de 45/50 minutos. Llegado a Penang nos dirigimos en autobús desde el Aeropuerto hacia nuestra “Guesthouse” en Georgetown (Autobús unos 2€/pax), cabe destacar la diferencia de clima de un extremo a otro ya que en Melaka no cayó ni una gota de agua, pues en Pengang nos llovió dos días de los cuatro que estuvimos allí. Pero tranquilos porque llueve 10 minutos y luego a seguir disfrutando. Nos hospedamos en una maravillosa Guesthouse que se llama “Vintage House“, fue una estancia muy agradable y la dueña fue siempre atenta y amable con nosotros y con nuestra hija, así que si vais a Georgetown os recomendamos este hotelito casero, limpio, cómodo y barato, su precio no supera los 30€ y tienes Wi-Fi gratuito.

Sin lugar a dudas el plato fuerte de Penang Island es su maravillosa y variada gastronomía, tuvimos la suerte de alojarnos a tan solo 300m del mercado de comida de Georgetown, un lugar sensacional para los amantes de la buena comida asiática (picante). Puedes comer platos sabrosísimos por menos de 2€ y eligiendo entre una gran multitud de comidas diferentes, desde sushi hasta pescado fresco o tallarines, arroz y carnes de todo tipo.

Una de las noches que fuimos a buscar comida tuvimos la suerte de presenciar un Karaoke en vivo, algo gracioso pero que gusta mucho en Malasia ya que vas a encontrar actuaciones de este tipo por todos lados.
Nos quedamos impresionados con esta isla/ciudad, que no solo tiene la mejor oferta culinaria sino también unos de los mejores templos del país, el “Kek Lok Si“, una de las mas bonitas creaciones del ser humano, algo majestuoso y que te dejará sin palabras. Recomendamos visitarlo.

Ojo con comprar alcohólicos en Malasia, por lo general son carísimos, una simple cerveza local puede llegar a constar unos 10€.

 

Aunque Penang no se limita solo a esto, en ella podréis encontrar enormes centros comerciales con muchísimas actividades para vuestros pekes, nosotros encontramos uno que tenias una piscina de globos enorme y donde nuestra hija de tan solo 1 añito tuvo el placer de pasar algunas horas.

Donde comer y como moverse en Penang con niños

Si queréis ir de un lado al otro de la ciudad aprovéchense de los “Hop-on Hop-off” que son autobuses completamente gratuitos para todos y que pasan con bastante frecuencia. Una idea brillante para visitar la ciudad. Tenéis el enlace para buscar los horarios.

Georgetown es indudablemente una visita imprescindible ya que cuenta con mucha historia y es una ciudad donde se mezclan muchísimas culturas, desde Tailandia hasta China y de la India hasta Indonesia, vais a encontrar absolutamente de todo. Como restaurantes os aconsejamos el Restaurante Kapitan, donde podréis apreciar un buen pollo Tandoori y unos de los mejores Mango Lassi que hemos probado en Malasia.

Aquí una cuantas imágenes de los que hemos visto en Penang Island, así podéis haceros una idea y ver si os gusta o no lo que hemos visitado:

Si quieres saber más sobre Penang visita nuestra post:

malasia, viajar, niños, penang


Las Islas Perhentian (Pulau Kecil y Pulau Besar) con niños

 

Bueno, pues aquí estamos, la última y mejor parte del viajazo a Malasia, las paradisíacas islas Perhentian y seguramente las mejores playas de Malasia.

Para llegar hasta este hermoso lugar nosotros elegimos la forma más rápida aunque no la más barata. Tomamos un vuelo

desde Penang hasta Kota Bahru con Air Asia, el precio del vuelo rondaba los 60 € dos personas, porque nuestra bebé aún no pagaba billete. Una vez en Kota Bahru tomamos un taxi con destino a Kuala Besut, el puerto desde el que partiría nuestro barco hasta Perhentian Kecil, en el siguiente enlace “aquí” podrás encontrar precios y horarios para los ferrys.

Tengo en el recuerdo la imagen de nuestra llegada a las islas, parecía una de esas típicas fotos de postal, con aguas turquesa y arenas blancas y finas, podíamos ver el fondo con total claridad, en la playa se divisaban algunas barcas, restaurantes con mesitas en la arena y lo que sería la entrada a los bungalows que ofertaban sus servicios en la isla de Kecil. Todo era bastante idílico pero el paraíso también tiene su lado oscuro, una vez entrábamos a nuestro alojamiento Matahari Chalet, alrededor veíamos una gran cantidad de basura, que posteriormente quemaban o tiraban al mar.

Es una lástima que en un lugar tan paradisíaco no controlen este tipo de acciones que acabarán tarde o temprano dañando el entorno privilegiado que les rodea. Aún así nuestra experiencia fue maravillosa, Matahari Chalet era un alojamiento bastante básico pero con lo indispensable. Lo malo es que tenía electricidad sólo a ciertas horas, de día el calor era bastante sofocante y para dormir la siesta con nuestra hija no era lo mejor, pero se podía llevar.

Lo bueno sin duda el desayuno, que servían en la planta alta de la recepción con unas vistas espectaculares al mar, el precio era bastante bueno y se encontraba en plena playa. Kecil es la playa dónde se organizaban las fiestas, muy frecuentada por mochileros y con mucha vida, aunque en las mañanas amanecía un poco sucia con restos de basura.

Aquí os dejamos algunas fotos:

Se nos olvidaba comentar que los dragones de Komodo se pasean entre la basura y el interior de la isla, a pesar del peligro de su mordedura son muy pacíficos y no atacan a las personas, aunque es mejor no molestarlos.

Donde alojarse en las islas Perhentian con niños

Después de 5 días en la bella Pulau Kecil es hora de transferirnos a la cercana y mas grande pero mas tranquila Pulau Besar, donde nos alojaremos un total de 8 días en el “Abdul’s Chalet“. El “Abdul’s Chalet” es un mini complejo de 8 chalets en primera línea de playa. Podéis comprobar precios y disponibilidad aquí en el enlace de booking, lo recomendamos fuertemente ya que ha sido uno de los mejores alojamiento donde nos hemos hospedado. Tiene A/A todo el día, sirven desayunos, almuerzo y cenas justo al lado (entre la Recepción y el Chalet), tiene mesitas en la orilla del mar, muy limpio y a un precio muy bueno.

En la isla encontraras todo lo que necesitas, hay supermercados pequeños pero con todo lo indispensable, lavandería a muy poco precio, multitud de restaurantes, escuelas de buceo, alguna que otra tiendita de ropa y ventas de excursiones de todo tipo. Nosotros contratamos una que duraba una 5 horas, te llevaban a hacer Snorkel en los puntos mas importantes de la zona como la Shark Bay, Coral Bay o la Romantic Beach.

Son lugares mágicos y de los mejor que hemos visto en toda nuestra vida de viajeros. Las islas Perhentian cuentan con un fondo marino espectacular. Hicimos la excursion mayormente para poder ver y nadar con los tiburones de Shark Bay, pero lamentablemente ese preciso día no había ni uno. Disfrutamos observando la coloreada vegetación marina, algo que tenéis que ver si o si, ya que la excursion tan solo os va a costar unos 10€ por persona.

Nos habíamos quedado con la ganas de poder ver los tiburones, así que al día siguiente le preguntamos a un Taxi Boat cuanto nos cobraría por llevarnos hasta la Shark Bay y nos llevó por tan solo 20€, así que fuimos y tuvimos la suerte de poder ver y nadar con nada menos que 3 tiburones. Fue una experiencia única!!! Tenéis que probarlo, no podemos teclear esa sensación.

En las playas de Besar puedes ver los peces de colores incluso en la orilla (nosotros vimos a Nemo), sentirás como te mordisquean los pies, aunque solo sentirás cosquillitas.

Si pensáis pasar por las islas llevaros bastante efectivo, ya que no hay cajeros y no todos lo comercios y restaurantes disponen de datafono.

Aquí concluye nuestra aventura en este paraíso, os dejamos como siempre imágenes de lo vivido y esperemos que os animéis a visitar este fondo de escritorio llamado Islas Perhentian.

Lo mejor de Malasia

Resumiendo lo vivido en este país tan maravilloso, desde nuestro punto de vista y nuestro gusto, podemos afirmar que Malasia ha sido una verdadera sorpresa.

Un país completo y muy seguro para viajar tanto en solitario, en pareja y sobretodo en familia.

Lo que a nosotros nos ha parecido lo mejor de este país ha sido sobretodo su gente y su destacable gastronomía. Gracias a su cercanía con otro países del sureste asiático, Malasia cuenta con una carta culinaria muy completa, su cocina es una mezcla de comida china, india y tailandesa todo en uno y eso es algo muy positivo ya que coge lo mejor de cada cultura.

Para ir con niños nos ha parecido un país muy seguro, con muchas actividades para niños y con un sistema de sanidad increíblemente efectivo, rápido y barato. Un días que nuestra hija tuvo vómitos la llevamos al hospital de Kuala Lumpur y en menos de 5 minutos la estaban atendiendo dos médicos y una enfermera, terminada la consulta a la media hora, equipo muy profesional, personal muy amable y atentos en todo momento, la cuenta fue de unos 20€ medicamentos y sales minerales incluido.

Así que estamos muy contentos de haberlo elegido como país de Asia para viajar con nuestra hija.

Las islas Perhentian encabezan la lista de nuestro lugares favoritos para viajar con niños.

Viajar a Malasia en mayo

Elegimos viajar a Malasia en mayo porque aun no es época de lluvia, de hecho en todos nuestros 25 días allí vimos llover muy poco. Estuvo lloviendo dos días en Penang y dos en Pulau Besar en las islas Perhenthian. Del resto siempre hizo calor, el típico calor asiático con mucha humedad. Así que por nuestra parte diríamos que no hay ningún problema en viajar a Malasia en el mes de mayo.

El tiempo en Malasia

El tiempo en Malasia varia según la estación y el mes en el que deciden viajar, como dijimos antes nosotros elegimos mayo-junio y la verdad que estuvo genial, hubo muy poca lluvia y la mayor parte del tiempo soleado.

Lo bueno de Malasia es que no sufre monzones como otro países de la zona, lo cual la hace mas atractiva como destino turístico, sobretodo si viajas con niños. Aun así en la zona de la península suele haber bastantes lluvias entre octubre y abril.

Moneda de Malasia

La moneda oficial de Malasia es el Ringgit y su sigla MYR, para que os metais en situación de su valor, pues 1€ equivale entre 4,5MYR y 5MYR, dependiendo del cambio divisa del momento en el que vais a viajar.

¿Que puedes comprar con 5MYR?

Pues la verdad es que puedes comprar bastante cosas y sobretodo si se trata de comida, por haceros un ejemplo:

En el mercado de comida de Georgetown, un abundante plato de tallarines con carne suele costar alrededor de los 5 MYR, así que se puede decir que puedes comer con 1€.


También podría interesarte esto:

Viaje a Indonesia (Bali)

 

 

A %d blogueros les gusta esto: