Saltar al contenido

Viaje a Edimburgo (Escocia)

Viajar a Edimburgo con niños

Nuevas vacaciones y nuevo post a otro maravilloso lugar al que hemos decidido ir de vacaciones con niños, la oscura y fría pero a la vez cálida “Edimburgo”.

Edimburgo, escocía, viajar, niños
Típicos músicos escoceses

Edimburgo es una de las ciudades más importantes de Escocia y seguramente también de toda Europa. Es una ciudad con muchísimo encanto, apodada “Auld Reekie” (vieja chimenea), famosa seguramente por sus macabros cuentos y por ser algo más que una simple ciudad.

Lo primero, como siempre, fue conseguir nuestra guía de Lonely Planet para ir un poco conociendo lo mas destacado de la ciudad e ir bien preparados:

Viajar a Edimburgo, Escocia, niños, viajar

Viajar con niños a Edimburgo en navidad

Además si tenéis la suerte de visitar Edimburgo en navidad entonces seréis muy afortunados y se puede aprovechar para ver el festival de Edimburgo para niños.

Nuestras vacaciones en la segunda ciudad más importante de Escocia duraron 5 días, pero fueron suficientes para apreciar esa maravillosa ciudad y cogerle muchísimo cariño, tanto cariño hasta el punto de barajar la idea de irnos a vivir allí una temporada.

¿Donde dormir en Edimburgo con niños?

En esta ocasión nos hospedamos en un hotel bastante céntrico:

Cityroomz Edinburgh 

El hotel goza de una ubicación céntrica en el corazón de la histórica ciudad de Edimburgo, a solo unos pasos de Prince’s Street. Dispone de conexión Wi-Fi gratuita en todo el edificio y tiene desayuno incluido en el precio. Además de tener un ubicación perfecta para visitar la ciudad, dispone también de una parada de autobuses justo en frente con conexión al aeropuerto. El precio de la habitación doble suele rondar los 50€ la noche y la verdad que vale su peso en oro.

Para ir del aeropuerto al centro de la ciudad y viceversa, la ciudad dispone de un autobús directo y que pasa con mucha frecuencia, es la mejor y mas barata opción para llegar a la ciudad y para volver al aeropuerto:

 

¿Que ver en Edimburgo en 5 dias?

Edimburgo esconde muchísimos secretos, cada rincón de la ciudad es una sorpresa y nunca te cansas de pasear por sus calles. Fue muy agradable descubrir que es una ciudad super bien estructurada, no muy cara y diseñada para ser disfrutada con niños. Nuestro viaje de 5 días a Edimburgo fue en época per-navidad, osea, en diciembre, así que en la ciudad se respiraba un aire navideño muy fuerte. Coincidimos con el maravilloso mercadillo de navidad y fue una experiencia maravillosa para nuestra hija y para nosotros ya que el mercadillo de navidad de Edimburgo está repleto de atracciones, feriantes y puestos de comida donde puedes probar productos alucinantes y miles de recetas navideñas. Fue muy divertido ya que nos subimos a casi todas las atracciones, noria, toboganes y mas cositas a las que podías acceder por un par de libras esterlinas.

Los más importante que hay que ver en Edimburgo

Los lugares imperdibles de Edimburgo son seguramente:

La famosísima Royal Mile” que es seguramente la calle más famosa de la ciudad, curiosamente da lugar a la milla escocesa y su longitud es de unos 1800 metros aproximadamente. A lo largo de toda la calle también os iréis encontrando con una decena de callejones y de patios  (closes y courts), todos ellos preciosos, adoquinados y con mucha historia que contar. Pasear por la Royal Mile con niños es una gozada, las calles son anchas, llenas de tienditas y los niños se alegran la vista paseando por ella con total seguridad.

Toda la Royal Mile está dividida en 6 zonas, todas muy bonitas e interesantes de visitar, como la Catedral de St. Giles, Castlehill y Castle Esplanade que son las dos partes mas antiguas de toda la ciudad. Justo paseando por esta zona vimos unos carteles de excursiones chulisimas, una de ellas, que nos llamó mucho la atención era de noche y te llevan por lugares escondidos de la ciudad para contarte de crímenes, asesinatos macabros y mas historias de miedo que se han producido en la ciudad. Evidentemente no pudimos ir ya que no íbamos a llevar a nuestra hija a tal excursión, pero no pareció interesante.

Donde comer en Edimburgo con niños

Estando aqui y ya que era justamente la hora del almuerzo, fuimos a almorzar al “The Royal McGregor“, se encuentra en plena Royal Mile y fue una elección muy acertada, comimos aquí porque habíamos leído que hace uno de los mejores Haggis de la zona, por cierto, tenéis que probar el Haggis porque es una verdadera pasada, a nosotros nos ha encantado. También pedimos un pastel de carne y una sopa para la niña. Destacable también fue la atención del personal y el trato que le dieron a nuestra hija, le trajeron unos folios de Doraemon y unos lápices para colorear, eso la entretuvo y pudimos almorzar tranquilamente. Otro punto fuerte fue el precio, el todo, con vino incluido, superó a duras pena las 30 libras esterlinas, bastante barato si pensamos que estamos en plana Royal Mile de Edimburgo y por lo buena y elaborada que estaba la comida.

Otro punto fuerte de la ciudad y que no hay que perderse de Edimburgo, sobretodo si vais en época navideña es:

Princess Street” – Es otra de las calles mas importantes de la ciudad, le debe su importancia sobretodo a las famosos jardines que alberga en su interior y en fechas de navidad es la ubicación de “Winter Wonderland” y donde se celebra la “Carrera de los Papas Noel“. Fuimos muy afortunados, ya que sin saberlo, al día siguiente de nuestra llegada, se celebraba dicha carrera y nos la gozamos toda. Imagínense la cara de nuestra hija cuando vio corriendo por la calle a miles de papá Noeles, fue algo increíble y que no se ve todos los días.

Aqui os dejamos algunas fotos tanto del Winter Wonderland como de la carrera:

Después de visitar Edimburgo y sus atracciones nos fuimos de patinaje sobre hielo y los pasamos genial

En nuestros últimos dias en la ciudad aprovechamos para llevar a nuestra hija a patinar sobre hielo, ya que en Tenerife eso es algo imposible de hacer.

Paseando por la ciudad y acercándonos al “St. Andrew Square Garden” encontramos una pista de patinajes sobre hielo preciosa, en forma de circulo, con música e incluso unos pingüinos de apoyo para los mas pequeños, como fue el caso de nuestra hija. Pasamos una jornada inolvidable y la pequeña pudo disfrutas de algo novedoso que no había podido probar antes, así que aprovechamos para disfrutar de esta nueva experiencia. El precio para patinar fue de 9 libras por persona y la pequeña mitad de precio. Lo pasamos genial y fue un buen recuerdo ver a nuestra hija intentando patinar sobre hielo con “Last Christmas” de George Michael de fondo.

De vuelta al hotel y gracias a la cercanía, aprovechamos para hacer otra parada en el mercadillo de navidad, comprar algún detalle navideño como una bola de navidad hecha a mano de Edimburgo, angelitos de navidad para decorar la casa y algo de queso para llevar a Tenerife.

El segundo lugar que vamos a recomendar para ir a cenar es:

The Grosvenor – Es un agradable y acogedor Pub escocés donde se come muy bien, su interior está muy bien decorado y no es excesivamente caro para comer. Preparar las típicas hamburguesas y Fish & Chips, todo muy bien elaborado y con buen sabor. El precio para los tres en esta ocasión tampoco fue excesivo, mas o menos unas 30 libras esterlinas. Es el típico Pubs escocés al que no se puede dejar de ir al menos una vez.

Aquí terminan nuestras vacaciones en familia a Edimburgo, lo pasamos muy bien y nos quedamos totalmente enamorados de la ciudad, esperamos pronto repetir la aventura y descubrir todo lo que nos ha quedado pendiente, que es mucho.

Si necesitáis mas información os recomendamos las misma guía que compramos nosotros por unos 12€ la podéis conseguir pinchando en la foto de arriba y os aseguramos que es un tesoro muy valioso para recorrer la ciudad de cabo a rabo.


También os podría interesar:

Viaje a Londres

A %d blogueros les gusta esto: